Juegos de fútbol: Italy 1990

En los tiempos del Amstrad, igual que en la actualidad, era habitual aprovechar el tirón de los grandes eventos deportivos para lanzar juegos basados en ellos. El Mundial de Italia de 1990 no fue la excepción, más cuando el evento llegaba en una época donde los juegos de Amstrad habían alcanzado su madurez, y ya estaba próximo su declive debido a la eclosión de las consolas de 8 bits que se empezaron a comercializar en España como la Sega Master System o la NES.

En este contexto, US Gold lanzó el que se convirtió en mi juego favorito de fútbol para el Amstrad: El Italy 1990. Aún recuerdo cuando lo vi por primera vez en casa de un amigo del barrio que también tenía el Amstrad. Lo primero que me llamó la atención poderosamente fue la música, muy buena y pegadiza, de esas que todavía conservo en la memoria. Otras, como las de los juegos Robocop y Golden Axe incluso las tengo en mi Ipod (sí, lo sé, soy un friky de la ostia).

Después llegaba la selección del equipo, cualquiera de los clasificados para la fase final del Mundial, y acto seguido lo que más me sorprendió en principio: la elección de los jugadores del once inicial, algo que no había visto antes en un juego de fútbol que no fuese manager. Además, se nota que contaban con las licencias porque aparecen los nombres de los jugadores reales, algo no demasiado habitual. Salvo con Zubizarreta. Sobre esto tengo dos teorías: o no cabía su nombre o no aceptó ceder su licencia. En este último caso, ¿cuánto pedía el sempriterno portero por salir en el juego?

Y otra gran novedad era que cada jugador tenía sus atributos de velocidad, agresividad, potencia de disparo…a la práctica, sin embargo, sólo la velocidad era relevante. El resto de los atributos sólo podían apreciarse en el equipo controlado por el ordenador.

Una vez seleccionado el equipo, empieza la acción. Los emparejamientos son exactamente los mismos que ya estaban sorteados para la fase final del Mundial. Así, por ejemplo España juega sus primeros partidos contra Uruguay, Bélgica y Corea del Sur (¡Me lo merezco!). El juego se desarrolla en scroll vertical y apreciamos otra gran novedad: los equipos visten con sus colores correspondientes, algo realmente raro en otros juegos de la época.

Como punto negativo el juego se volvía extremadamente fácil cuando le cogías la práctica, en especial si jugabas con un equipo potente. El juego contaba con un bug reseñable, ya que tras vencer la final, el ordenador anunciaba que el vencedor había sido el finalista, algo que US Gold arregló lanzando otra versión del juego titulada “Champions Edition” cuya única novedad era que ahora se anunciaba correctamente el vencedor. Por entonces, claro está, no había lo que hoy conocemos como “parches”.

Un día le dejé el juego a un amigo, se lo grabó y me dejó de funcionar. Algo que pasaba habitualmente pero que aún no he conseguido explicar. Como se pongan a investigarlo los de la SGAE, encontrarán un eficaz sistema anticopia. Me quedé una larga temporada sin mi preciado juego y se acabaron las interminables sesiones de campeonatos con mis amigos. Fue el último juego de fútbol que disfruté realmente en el Amstrad. Mientras el resto de la gente iba teniendo PC’s (286, 386, 486…) yo seguía empecinado con mi Amstrad. Cuando salieron los primeros Pentium, cayó en mis manos una Sega Mega Drive…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: