Juegos de fútbol: Fighting Soccer

En la época en la que el Amstrad focalizaba mi ocio doméstico, las máquinas recreativas eran una gran alternativa para el ocio fuera de casa. En especial en verano, cuando pasaba las vacaciones en cierta urbanización que contaba con nada más y nada menos que tres salas de máquinas recreativas con muy poca distancia entre ellas. Así, si entonces me hacía con cinco duros, lo más probable es que acabaran introducidos en la ranura de alguna de esas máquinas.

Y una de las que se llevaron buena parte de mi dinero fue “Fighting Soccer”. De entrada ya llamaba la atención la máquina en sí, el hardware que albergaba esta creación de la compañía SNK: la pantalla estaba puesta paralela al nivel del suelo, es de decir, adaptada al scroll vertical y vista aérea del juego en lugar de la clásica pantalla vertical. Así, uno jugaba con la vista puesta abajo en vez de lo habitual que era estar mirando al frente.

Tu misión era ganar el campeonato del mundo a mandos de la – inexistente en la realidad – selección del Reino Unido. En tu camino se interponían las selecciones de Japón, Brasil, Francia, Alemania y Argentina, con el nivel de dificultad creciendo tras cada partido.

El juego contaba con numerosos recursos muy interesantes. La posibilidad de realizar pases rasos, globos y disparos, cabecear el balón, lanzar taconazos, tijeras, etc. Toda una muestra de posibilidades un tanto enturbiadas por la poca jugabilidad: era difícil practicar el jogo bonito en este juego, los pases directos y las jugadas individuales solían ser los ingredientes para vencer al final.

La música merecía todo un capítulo aparte: simplemente genial. Cada partido iba acompañado de una música diferente, que siempre aportaba mucho ritmo a la acción del partido. Los efectos de sonido también estaban bastante logrados, muy especialmente las voces del árbitro indicando diferentes lances del juego: “Kick off”; “Throw-in”, “Goal”… de hecho los videojuegos fueron una fórmula formidable para mí para aprender inglés, no sólo con la terminología futbolística. Por ejemplo recuerdo que gracias a este juego averigüé que la abreviación del Reino Unido en inglés era U.K, esto es, United Kingdom.

Me constó lo suyo pillarle el tranquillo al juego, hasta que descubrí un truco infalible. Si lanzabas el balón fuera de banda a la altura de tres cuartos de campo, el equipo contrario sacaba de banda dándote el balón y dejándote solito delante del portero. Un disparo cruzado desde la posición idónea era suficiente para lograr gol. El caso es que el truco no funcionaba en todas las versiones de este juego…no sé si dependía del nivel de dificultad que se le ponía, pero lo intenté con una recreativa igual de Fighting Soccer que había en mi ciudad y el truco del fuera de banda no servía para nada, en fin.

Sin duda la primera recreativa de fútbol que me enganchó realmente. Luego vendrían otras como Hat Trick Hero y sobre todo la genial saga Super Sidekicks. Pero esto es otra historia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: