Juegos de fútbol: Fifa International Soccer

¿Qué puedo desvelar aquí acerca de los FIFA? Seguro que la mayoría de nuestros lectores han catado alguna de las versiones de la saga más exitosa de cuantas han surgido acerca del deporte rey. El juego ha evolucionado y sigue siendo uno de los máximos referentes de los juegos de fútbol actuales, compitiendo con otros que en realidad surgieron a la estela del FIFA, como el Pro Evolution Soccer o, más en segundo plano, el Winning Eleven.

En este post quiero referirme a los primeros FIFA, aquellos que yo pude disfrutar en mi Sega Mega Drive. Electronic Arts por entonces no era tan popular, pero sí era muy reconocida para fans como yo de los juegos clásicos por creaciones como el juego de lucha Budokan. La aparición en aquella ocasión del FIFA en 1994 venía acompañada de otros juegos con características muy similares pero basados en otros deportes: El NBA Live y el NHL. Por cierto, el de baloncesto para la Mega Drive era un juegazo como pocos.

Cuando jugué por primera vez al FIFA International Soccer fue en la consola de un amigo, que me había hablado maravillas del juego. Realmente no era para menos, el juego era bastante novedoso ya desde el principio. La elección de equipo seguía el patrón habitual de escoger a una selección nacional, pero la novedad es que estaban prácticamente todos los países de la FIFA. “Están todos los países del mundo, está hasta Morocco”, me decía mi colega que entonces no identificó el nombre inglés de Marruecos y pensó que era algún exótico país de vete a saber dónde.

Pero era el juego en sí, la acción propiamente dicha, era la principal novedad del juego. La posición “en diagonal” del campo la había visto en pocos juegos antes, aunque sí recuerdo un par de juegos de fútbol de Serie B para la Mega Drive que también se inclinaban hasta esa posición del campo. Al principio costaba ubicar los controles bajo ese peculiar punto de vista, en especial dirigir los disparos a puerta exactamente donde uno quería; pero una vez dominado el primer “shock”, el juego se turnaba en uno de los más realistas de su época. La simulación de los movimientos de los jugadores era lo más logrado y novedoso: la aceleración, la inercia en los giros…todos los movimientos se ajustaban más a la realidad que cualquier juego de fútbol anterior.

Quizá por este motivo la jugabilidad era limitada. Aún recuerdo como en uno de mis primeros partidos, tenía perfectamente dominado al rival pero no conseguía marcar gol, y el partido se hizo interminablemente largo hasta que al final a uno de mis balones le dio por entrar, cuando ya parecía que íbamos a ir a los penaltis. Evidentemente luego descubrías las mejores formas de marcar, por lo que al final se hacía un poco monótono pero seguía enganchando.

Diferentes versiones del juego fueron apareciendo año tras año y los iba disfrutando ya en mi consola. De los primeros nombres de futbolistas inventados en la primera versión se pasó a los nombres reales en títulos posteriores, que me permitieron crear un “equipo galáctico” con mis preferencias ya que el juego permitía libremente cambiar jugadores de un equipo a otro (ahora es lo más normal del mundo, pero entonces no recuerdo otro juego que lo permitiera). Shearer, Giggs, Laudrup, Finidi y otros de mis jugadores favoritos de la época formaban un equipo que podía disputar toda la liga, o un torneo personalizado.

El FIFA tenía una gran habilidad para ir sumando pequeñas características que lo hacían especial. El cambio de clima y su repercusión sobre el terreno de juego, la posibilidad de jugar a una suerte de fútbol sala con sólo cinco jugadores, las bonitas celebraciones de los goles. Y muy especialmente estaba conseguido el sonido, con el ruido de los espectadores más realista que había visto y con intensidad variable según discurría la acción del juego. En las ediciones posteriores ya para consolas como la Play Station o los PC’s, se introdujo la novedad de los partidos narrados por comentaristas. En una ocasión que estábamos jugando a una de estas versiones en un camping, observamos como uno de los vecinos estaba haciendo zapping con gran interés en su televisor, con cara extrañada. Finalmente se acercó a nosotros y nos dijo que dónde estaban transmitiendo el partido, justo antes de comprobar que se trataba de un videojuego.

Aunque una vez digerida esta novedad cansaba bastante. Al menos yo opté siempre por quitar los comentarios, porque estaba harto de los “Rrrrrrrrrrrrronaldoooooooooo”, “¡hace que parezca fácil!”, y otros comentarios chorra del estilo, además de que cada vez que jugaba con el Betis y el comentarista dijera el nombre del defensa Olías, mis amigos añadieran al unísono “¡A mierda!”.

Todo forma parte de los grandes recuerdos que me traen las primeras entregas de este juego, desde luego toda una referencia del género. Casi quince años de historia lo atestiguan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: