Las obras del nuevo estadio del Valencia se paralizan

El 28 de febrero la entidad ché le deberá a la UTE 19 millones de euros en certificaciones de obras: 11 millones que vencieron el 31 de diciembre, tres millones del 31 de enero y cinco más que vencerán en la fecha mencionada. Por ello, las constructoras le han dicho al Valencia: basta.

Por muy esperado que fuese no deja de ser noticia. La falta de liquidez en las arcas del club de Mestalla ha hecho inevitable la detención defenitiva y de manera indefinida de las obras de construcción del nuevo estadio del Valencia, cuya inauguración estaba prevista para la temporada 2010-2011.

Según informó Radio Valencia- Cadena SER, el pasado 17 de febrero el presidente del Valencia Club de Fútbol y los directores generales de Fomento de Construcciones y Contratas (Teodoro Velázquez) y del grupo Bertolín (Ricardo Bono) firmaron un documento oficial de paralización total de las obras de construcción del futuro estadio de la entidad ché en la Avenida de las Cortes Valencianas por la falta de pago.

La fecha de la firma corresponde al día anterior a viajar a Kiev para disputar el partido de ida de la Copa de la UEFA. Las obras han quedado paralizadas sin fecha prevista para la reanudación de las mismas. Además, cabe destacar que el estadio valencianista está a medio construir (se lleva una tercera parte del total del recinto deportivo) y que se encuentra en suelo todavía propiedad del Ayuntamiento de Valencia, ya que todavía no se le ha abonado la totalidad de su coste.

De los 45 millones de euros fijados por el valor del suelo, la entidad le ha entregado 19 parcelas por valor de 28 millones, por lo que todavía están pendientes de pago 17 millones de euros (en dinero y no en parcelas) para cubrir el total. Durante la mañana de ayer y minutos antes de emitirse la noticia en el programa SER Deportivos, algunos consejeros del Valencia ignoraban la existencia del documento firmado por Vicente Soriano y los directores generales de las constructoras, desconocimiento que, evidentemente, preocupaba dentro del Consejo de Administración, lo que ha llevado a más de uno a solicitar al presidente una reunión urgente para saber el estado actual de la gestión de la entidad a nivel económico y financiero.

Una vez más, el individualismo por parte del actual presidente ché ha hecho que la firma de este documento se haya llevado en absoluto secreto, pero debido a la falta de liquidez y al impago durante las últimas semanas de las obras han llevado a los constructores a detener la actividad en la construcción del futuro estadio.

En cuanto al restraso en los pagos a la constructora y sus trabajadores, el Valencia le adeuda a la UTE 14 millones de euros en certificaciones de obra que vencieron el pasado 31 de diciembre (11 millones) y 31 de enero (tres millones) respectivamente. Además, a esta cantidad habrá que añadirle cinco millones de euros más, que vencerán el próximo 28 de febrero por el mismo motivo.

Mientras tanto, Vicente Soriano sigue asegurando a su entorno más cercano que la venta de las parcelas de Mestalla está hecha, e incluso se ha atrevido a aventurar una cantidad: 315 millones de euros, todavía por firmar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: