Un ‘palo’ telefónico le ‘sopla’ 6.000 euros en tres días

Tuvo el teléfono «abierto» durante tres días. 72 horas, una tras otra, con el contador corriendo «por orden» de una vidente, «aunque me prometieron que no me iban a cobrar nada».

Incluso «me telefoneaban por la noche, y me echaban la bronca, que por qué no había llamado. Y yo les decía: ‘¡Si estoy durmiendo!’.Pero ellas me respondían que si cerraba el teléfono, el ritual se detenía y no iba a servir para nada».

Después llegó la factura: casi 6.000 euros soplados en apenas tres días. Y muestra las facturas de Vodafone y Orange, el reguero de euros. «Sólo he pagado 600 euros, no puedo pagar los otros 5.400, he dado orden al banco de que no los pague. ¡Es que no los tengo!». Ha recurrido a la Organización de Consumidores y Usuarios y ha accedido a denunciar el caso en este diario, pero desecha la idea de acudir a los juzgados: «No creo que sirva de nada. ¡No tengo pruebas de lo que me dijeron, no grabé nada!», explica Mariflor, de 54 años, empleada en una empresa sita en la calle Serrano de Madrid.

Su historia parece la de un tarotazo en toda regla, y comienza el 8 de febrero pasado. «Ya había llamado en otras ocasiones a videntes, y nunca me había sucedido nada negativo. Esta vez lo hice por un tema personal que tampoco quiero contar», explica.Mariflor llamó a un anuncio que se publica diariamente en varios periódicos. «Automáticamente me coge una chica, que me echa las cartas y, la verdad, me acierta casi todo lo que me está pasando, me cuenta realmente mi vida. Y me dice: ‘A ti te han hecho algo, pero desde que eras pequeña. Pero no te preocupes, que yo te lo voy a arreglar todo, y te lo voy a hacer gratuitamente».

Inmediatamente después se inicia el «ritual». O lo que es lo mismo, la sangría económica para Mariflor. «El teléfono tenía que estar encendido siempre, pero a la media hora, por el sistema que ellas usan, se cortaba la llamada y yo tenía que volver a telefonear. Ella me llamaban constantemente, incluso por la noche, para decirme que qué hacía que no llamaba. Esta chica me decía que había llamado a otras compañeras para que siguieran el ritual, y que si no llamaba no podían seguir».

Mariflor jura y perjura que, después de que le cortara la línea Vodafone, la vidente le conminó a abrir otra cuenta con Orange y le aseguró por activa y por pasiva «que después me devolverían todo el dinero, que me lo iban a retornar todo, y que las llamadas que había hecho se iban a borrar del teléfono». El teléfono de Orange duró sólo 1.000 euros, «les dije que de ahí no podía pasar, y entonces fue cuando me dijeron que, si me echaba para atrás, todo el ritual se volvía contra mí».

Mariflor sabe que le han tomado bien el pelo, e incluso admite que ella ha puesto de su parte para que se lo tomaran: «Yo estoy pasando un proceso depresivo y ella lo sabía y se aprovecharon de mí. Fui tonta, es verdad, pero cuando estás en malos momentos…».

Las deudas han obligado a Mariflor a pedir un préstamo bancario, «pero no me lo han dado…». ¿Y por qué se ha decidido a salir en un periódico contándolo? «Pues para que la gente sepa lo que le puede pasar llamando a un sitio de éstos, que puedes caer en la garras de auténticos desaprensivos», explica Mariflor.El nombre de la mujer, en realidad, es un nombre supuesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: