Cómo cambian las cosas

A Pepe le traicionaron sus palabras. Y le traicionaron las cámaras. Pero su salvajada no sólo la vieron las cámaras; la vieron los jugadores de los dos equipos, los entrenadores y todo el Bernabéu. Y las imágenes de la agresión han dado la vuelta al mundo. Precisamente por las cámaras.

El central portugués reconoció en la entrevista concedida a ‘El País’ que, “sin televisión, el fútbol era más duro. Hay que tener cuidado con la dureza porque ahora te pillan las cámaras”. Lo que no se sabe es lo que habría pasado si en el partido del martes no hubiesen existido las cámaras.

En la entrevista que se hizo en febrero, Pepe reconoce que “yo también daba muchas patadas cuando empecé a jugar” y que con los años se ha ido tranquilizando gracias a la labor de sus entrenadores: “Afortunadamente, tuve entrenadores que me orientaron”.

Nadie, ni en el mismo club blanco, se explica la locura transitoria de un buen central que, a pesar de mostrar su inmediato arrepentimiento, no puede justificar lo que las cámaras vieron: una auténtica salvajada.

http://www.elpais.com/articulo/deportes/television/futbol/era/duro/elpepudep/20090207elpepidep_3/Tes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: